-

reglas breves del juego

página capital juegos básicos de fichas de dominó tercer juego de dominó otros juegos de dominó

cuadradominó hexadominó

-

Las reglas breves del juego el dominó sobre el tablero.

La traducción de ordenador.
Esta página del sitio es destinada para mostrar, sobre que va el discurso en las reglas, en que son descritos en realidad 64 juegos.

La descripción presente manifesta solamente las posibilidades supuestas, y para cada juego son llevadas las reglas más evidentes, siguiendo por que el juego puede ser comenzado, pero puedes establecer las reglas concretas de los juegos diferentes por la voluntad.
Los juegos pueden ser complicados o simple, y puedes cambiar las condiciones de los juegos diferentes. Es decir los jugadores pueden establecer cualesquiera reglas y solucionar cualesquiera problemas de juegos conforme a juicio propio.
Los juegos en la descripción son llevados bajo los números. Bajo los asteriscos son llevadas las variantes posibles.
Los jugadores se instalan enfrente uno a otro por las partes diferentes de los tablero, pero si esto no tiene el significado, pueden instalarse así, como será conveniente.
Si en el juego puede participar más de dos jugadores, esto es indicado especialmente.

Puedes encontrar todos los textos de los juegos de dominó en ruso en los ficheros.
oskru1.pdf - oskru2.pdf

-

El dominó abierto en la tablero.

Las reglas de dominó 1.
El juego realizan por los grupos proporcionales, es decir preliminarmente las fichas del juego A distribuyen conforme a florezco sobre la fachada y cada jugador juega con fichas de grupo propio proporcional. Luego las fichas del dominó colocan en el tablero en las posiciones iniciales mostrado en el dibujo 1 (A) y dirigen por los tiradores que orientan al adversario (los dibujos 1 (A) y 1 (B) son mostrado sobre otra página del sitio).
Ante el comienzo del juego doble 0/0 se vuelven por los reversos hacia arriba y cumplen la función de las fichas de examen preliminar de juegos.
El juego consiste en aquello que los jugadores trasladan por turno las fichas por los rectángulos de los tablero, distinguiendo las fichas del dominó con la ayuda del color sobre la fachada y la presencia / ausencia de las cruces en el dorso.
La distancia del traslado de las fichas por un curso es un rectángulo en las direcciones verticales, horizontales o diagonales. Las fichas a las fichas no son impuestas y pueden trasladarse solamente a los rectángulos libres.
Si durante el juego habéis comparado la ficha con la cifra igual de la ficha del adversario, quitáis de los tablero esta ficha del adversario y excluís del juego.
La comparación de las fichas de las cifras iguales puede nombrar por la interacción. Es decir si habéis comparado la ficha con la cifra igual de la ficha del adversario, su ficha coopera con la ficha del adversario que provoca las consecuencias ciertas para las fichas del dominó que cooperan conforme a las condiciones de uno u otro juego. Si las fichas del dominó son comparadas por las cifras no iguales, la interacción no ocurre.
La interacción de las fichas del dominó ocurre solamente en aquello caso, cuando las fichas son comparadas por los bordes delanteros, es decir dos fichas que cooperan deben encontrarse sobre los rectángulos adyacentes por la vertical. El contacto de las fichas por los bordes laterales no es tenido en cuenta, es decir si las fichas se encuentran sobre los rectángulos adyacentes horizontales, esto no tiene el significado.
Los bordes delanteros de las fichas del dominó pueden ser comparado por cifras igual o no igual, pero si su ficha es comparada con la cifra igual de la ficha del adversario, esta ficha del adversario quitan de los tablero y excluyen del juego. Y la ficha puede ser comparado con las cifras iguales en seguida dos fichas y por lo tanto puede quitar de los tablero en seguida dos fichas del dominó.
Junto a la coincidencia de las cifras de fichas del dominó propias la interacción no ocurre, es decir las fichas propias, comparadas por las cifras iguales, se quedan en el tablero.
El tirador durante el traslado de las fichas es imposible cambiar la dirección que orientan.
El problema del juego consiste en aquello que cada jugador es necesario imponer cualquier ficha a la ficha de examen preliminar del adversario. Es decir durante el juego de la ficha a las fichas no son impuesto, pero a la ficha de examen preliminar del adversario puede ser impuesto cualquier ficha, y esto es la victoria, después de que el juego se acaba.
Las fichas de examen preliminar pueden trasladarse por los rectángulos de los tablero, como fichas restantes, y no pueden ser impuesto a otras fichas.

Puede ser prohibido comparar fichas propias de las cifras iguales, y si esto ocurre, su adversario tiene derecho de quitar de los tablero y excluir del juego tales fichas.

puedes realizar el Juego por los grupos proporcionales de las fichas del juego B, que son mostrados en las posiciones iniciales en el dibujo 1 (B).
Las variantes de las posiciones iniciales pueden ser diferentes y pueden diferir de las posiciones ofrecido en esta dirección.

Las reglas de dominó 3.
En este juego de la ficha del dominó trasladan también por los rectángulos de los tablero.
El juego realizan por los grupos proporcionales de las fichas del juego A o B. Cada jugador juega con fichas de grupo propio proporcional, que colocan en el tablero en las posiciones iniciales mostrado en el dibujo 1 (A) o 1 (B). O los grupos preliminarmente proporcionales pueden ser mezclado y son situado sobre las 1-2 y 8-7 horizontales de los tablero en el orden casual.
Junto a la disposición de las fichas del dominó en las posiciones iniciales en el orden casual los tiradores que orientan deben ser dirigido al adversario. Además, la dirección que orientan el tirador junto a la disposición casual puede ser no de principio, pero entonces durante el juego la interacción de las fichas del dominó no óptimo.
El juego consiste en aquello que los jugadores trasladan por turno las fichas por los rectángulos de los tablero por un curso a un rectángulo en las direcciones verticales, horizontales o diagonales. Las fichas a las fichas no son impuestas y pueden trasladarse solamente a los rectángulos libres.
En todos los juegos del dominó de la ficha a las fichas no son impuesto. Si las reglas de uno u otro juego permiten imponer las fichas a las fichas, esto es resuelto especialmente.
Durante los traslados de la ficha pueden ser comparado por bordes delantero de las cifras iguales o no iguales, pero si su ficha es comparada con la cifra igual de la ficha del adversario, hay una interacción, después de que la ficha del adversario quitan de los tablero y excluyen del juego. El contacto de las fichas por los bordes laterales no tiene el significado.
En todos los juegos, en que dominó trasladan por los rectángulos de los tablero, el contacto de las fichas por los bordes laterales no tiene el significado, y son tenidos en cuenta solamente los contactos delanteros.
El problema del juego consiste en aquello que es necesario quitar de los tablero de más fichas del adversario.
El juego se acaba, cuando las fichas, que han quedado en el tablero, no pueden cooperar. Gana aquello, quién tiene más fichas en el tablero.

Para ganar, puede ser necesario quitar de los tablero alguna cantidad convenida de las fichas, es decir tres o cinco, o una ficha del adversario.
O alguna suma convenida de cifras de las fichas, quitadas de los tablero, puede ser victoriosa, es decir gana en este caso aquello, quién quitará de los tablero tales fichas del adversario, que suma de cifras alcanzará 48 (es admisible 48).
La suma de cifras de cada grupo 96 proporcional, y por eso victoriosa puede ser la suma de las cifras que compone la mitad de la suma completa.
O victoriosa puede ser alguna suma cierta de cifras de las fichas, quitadas de los tablero, es decir es necesario quitar en este caso de los tablero tanto fichas y aquellas fichas del adversario, que suma de cifras compondrá precisamente 48. Si la suma de cifras compone una suma más cierta, esto se considera excesivo y el jugador pierde, y si nadie ha compuesto la suma cierta y nadie ha compuesto excesivo, gana aquello, quién ha compuesto la suma grande.
Victoriosas pueden ser cuatro sumas tres o ciertas. Admitimos, 12, 24, las 36 y 48, es decir si el jugador no ha compuesto precisamente 12, tiene la posibilidad de componer otras sumas ciertas, pero si el jugador compone más 48, esto se considera excesivo.

Puede ser resuelto trasladar las fichas por un curso a cualquier número de los rectángulos en las direcciones verticales, horizontales o diagonales.
El traslado de las fichas a cualquier número de los rectángulos probablemente, si son libres los rectángulos, por que hay un traslado. Es decir el amigo a través del amigo para la ficha no se trasladan.

En dos juegos enumerados aplican los grupos proporcionales de las fichas de los juegos A o B, pero excepto éste puedes realizar los juegos por dos juegos de las fichas, es decir cada jugador puede jugar con fichas de juego propio.
Para éste los juegos reducen, es decir eliminan las fichas con las cifras 5 y 6, y en los juegos se quedan las fichas con las cifras de 0 hasta 4. Eliminan también añadido doble, pero añadido doble 0/0 se quedan, y de todos los en cada juego se quedan 16 fichas con las cifras de 0 hasta 4 y dos doble 0/0.
Ante el comienzo del juego los juegos reducidos colocan en el tablero en las posiciones iniciales, como se muestra en el dibujo 2.las posiciones iniciales de juegos del dominó los juegos reducidos colocan en el tablero en las posiciones iniciales
Jugando con dos juegos reducido, los adversarios poseen fichas del dominó equivalente, es decir las fichas de un jugador son idénticas a las fichas del segundo jugador. Y los tiradores que orientan sobre las fichas del juego A y B son coordinados, gracias a que la cantidad de las cifras dirigido adelante y atrás en cada juego proporcional. Colocando en el tablero, los jugadores orientan las fichas del dominó por los tiradores al adversario, y esto abastece la interacción óptima de las fichas y abastece las posibilidades iguales del premio.
Aunque, como se decía ya, la dirección que orientan el tirador junto a la disposición de las fichas del dominó en el tablero puede ser no de principio, pero entonces la interacción de las fichas durante el juego no óptimo.
Además, es posible aplicar los juegos reducidos con las cifras de 0 hasta 5. Eliminan en este caso las fichas que tienen la cifra 6, y en cada juego se quedan 24 fichas del dominó, incluso añadido doble. En las posiciones iniciales tales juegos reducidos pueden ser situado así, como se muestra en el dibujo 3.
Como es posible ver en el dibujo, la igualdad de las cifras dirigido adelante y atrás para los juegos reducidos con las cifras de 0 hasta 5 es observada complicadamente, pero con todo proporcional. Es decir en cualquier caso junto a la observación de la dirección que orientan el tirador es abastecido la interacción proporcional del dominó.

Las reglas de dominó 4.
En este juego de la ficha del dominó trasladan por los rectángulos de los tablero.
El juego realizan por dos juegos reducidos con las cifras de 0 hasta 3, es decir de los juegos eliminan las fichas que tienen las cifras 4, 5, 6, y en cada juego se quedan 12 fichas, incluso añadido doble.
Ante el comienzo del juego de la ficha colocan en el tablero en las posiciones iniciales, como se muestra en el dibujo 4,el juego realizan por dos juegos reducidos con las cifras de 0 hasta 3 es decir las fichas de un juego colocan sobre los rectángulos oscuros de una mitad de los tablero, y la ficha del segundo juego sobre los rectángulos claros de la mitad opuesta de los tablero. Cada jugador juega con fichas de juego propio.
El juego consiste en aquello que los jugadores trasladan por turno las fichas del dominó por los rectángulos de los tablero. Las fichas se trasladan solamente en la dirección diagonal, y las fichas de un jugador se trasladan en diagonal por oscuro a los rectángulos, y la ficha del segundo jugador en diagonal por los rectángulos claros.
Las fichas se trasladan por un curso a un rectángulo o pueden saltar a través de otras fichas, y pueden hacer algunos saltos por un curso. Cada jugador puede saltar solamente a través de fichas propias, ya que las fichas, que pertenecen a los jugadores, se trasladan por los rectángulos diferentes.
Durante los traslados de la ficha pueden ser comparado por bordes delantero de las cifras iguales o no iguales, pero si su ficha es comparada con las cifras iguales de cualesquiera fichas del adversario, tales fichas del adversario quitan de los tablero y excluyen del juego.
Si la ficha hace algunos saltos, y es comparado con la cifra igual de cualquier ficha del adversario, esta ficha del adversario quitan de los tablero y el curso cesa. Es decir es imposible quitar de los tablero algunas fichas del adversario por un curso.
El problema del juego consiste en aquello que es necesario quitar de los tablero la cantidad más grande de las fichas del adversario. El juego se acaba, cuando la interacción ulterior de las fichas se hace irrealizable.

el Problema del juego puede consistir en el traslado de las fichas de mitad propia de los tablero a la mitad de los tablero del adversario. Es decir gana en tal variante del juego aquello, quién trasladará las fichas a través de la línea del medio de los tablero, que es la frontera entre las mitades de los tablero.
En esta variante del juego es desventajoso quitar de los tablero de la ficha del adversario y es ventajoso que el adversario sea obligue quitar sus fichas, ya que no es necesario trasladar las fichas, quitadas de los tablero. A condición de que la ejecución del curso debe ser obligatoria.

puedes realizar el Juego por los grupos reducidos proporcionales de las fichas de un juego. Para éste eliminan las fichas que tienen la cifra 6, y en cada grupo proporcional se quedan 12 fichas, incluso añadido doble.
En las posiciones iniciales tales grupos reducidos proporcionales pueden ser situado así, como se muestra en el dibujo 4 (A) o 4 (B).
en cada grupo proporcional se quedan 12 fichas de dominó los grupos reducidos proporcionales de las fichas de un juego

-----------------------------------------------------------------------

Otro aspecto de los juegos difiere por aquello que las fichas del dominó ponen, en vez de trasladan, es decir la ejecución del curso consiste en aquello que los jugadores ponen las fichas a cualesquiera rectángulos de los tablero.
Poner es posible solamente a los rectángulos libres, es decir las fichas a las fichas no son impuestas. El contacto de las fichas por los bordes laterales no tiene el significado, y la interacción ocurre solamente con la comparación por los bordes delanteros.
Las reglas generales mismo, como junto al traslado de las fichas del dominó, pero la diferencia esencial en aquello que no es supuesto comparar la ficha de las cifras no iguales. A saber si las cifras de la ficha puesta no coinciden con las cifras de las fichas sobre los rectángulos adyacentes por la vertical, poner es imposible.

Las reglas de dominó 10.
En este juego de la ficha del dominó ponen sobre los rectángulos de los tablero.
El juego realizan por los grupos proporcionales de las fichas de un juego. Cada jugador juega con fichas de grupo propio proporcional, que colocan preliminarmente en el tablero en las posiciones iniciales mostrado en el dibujo 1 (A) o 1 (B), o en el orden casual sobre las 1-2 y 8-7 horizontales de los tablero conformemente para los jugadores. Junto a la disposición casual los tiradores que orientan dirigen al adversario.
El juego consiste en aquello que los jugadores escogen por turno cualesquiera fichas y ponen a otros rectángulos libres de los tablero. Es resuelto poner solamente a tales rectángulos, en que sus fichas serán comparadas por los bordes delanteros con las cifras iguales de otras sus fichas. Si habéis comparado la ficha puesta con otra su ficha y al mismo tiempo han comparado con la cifra igual de cualquier ficha del adversario, una tal ficha del adversario quitan de los tablero y excluyen del juego.
La comparación de las fichas de las cifras no iguales es prohibida. En las posiciones iniciales de la ficha pueden ser comparado por cifras no igual, pero durante el juego esto no es supuesto.
Es imposible poner la ficha así que a una cifra ella será comparado con la cifra igual, y la segunda cifra con la cifra no igual de otras fichas. La dirección de las fichas puestas, que orientan el tirador, no se cambia, es decir en cualquier caso las fichas deben ser dirigido al adversario.
El juego se acaba, cuando alguien de los jugadores pone cualquier ficha por el borde opuesto de los tablero. A condición de que después el borde de los tablero la ficha debe ser comparado también con la cifra igual de otra su ficha.
Gana aquello, quién ha puesto la ficha por el borde opuesto de los tablero temprano con el recuento la ventaja del primer curso de uno de los jugadores.

puedes no observar la Dirección que orientan el tirador, es decir puede ser resuelto dirigir las fichas puestas por los tiradores al adversario o. Y en las posiciones iniciales la dirección el tirador puede ser también casual.

puedes realizar el Juego por dos juegos enteros, que colocan preliminarmente sobre las 1 y 8 horizontales de los tablero conformemente para los jugadores, así que sobre cada rectángulo es situado las cuatro fichas impuestas por los paquetes abiertos.
Además los jugadores pueden poner las fichas superiores de los paquetes o aquellas fichas, que fueron puestas de los paquetes antes. Durante el juego de la ficha a las fichas no son impuesto, aunque fueron impuesto preliminarmente por los paquetes.
Si conforme a las reglas del juego la ficha puesta es comparada con la cifra igual de la ficha del adversario, que es superior en el paquete, quitan de los tablero el paquete entero.
---------------------------------------------------------------------

El aspecto siguiente de los juegos difiere por aquello que las fichas del dominó instalan sobre los rectángulos de los tablero, es decir preliminarmente sobre los rectángulos de los tablero de la ficha no colocan, e instalan durante el juego.
Tanto como en los juegos, a que las fichas del dominó trasladan o ponen, significativas son las comparaciones solamente por los bordes delanteros. Los contactos de las fichas por los bordes laterales no son tenidos en cuenta. A condición de que las fichas pueden ser comparado por cifras igual o no igual, o no son comparado con otras fichas del dominó que depende de las condiciones de los juegos concretos.
Puedes observar la dirección que orientan el tirador en los juegos distintos o no observar.

Las reglas de dominó 22.
En este juego de la ficha del dominó instalan sobre los rectángulos de los tablero.
El juego realizan por dos juegos completos. Cada jugador juega con fichas de juego propio, que mezclan preliminarmente y colocan paquetes cerrado fuera de los tablero.
El juego consiste en aquello que los jugadores abren por turno las fichas de los paquetes cerrados e instalan en el tablero. Cada uno comienza a jugar de la horizontal extrema sobre mitad propia de los tablero, es decir los jugadores se instalan enfrente uno a otro por las partes diferentes de los tablero y comienzan a instalar las fichas sobre cualesquiera rectángulos de las horizontales extremas sobre mitades propias de los tablero.
La dirección que orientan el tirador no es observada.
A 8 rectángulos de las horizontales extremas sobre mitades propias de los tablero los jugadores pueden instalar cualesquiera fichas, pero más tarde instalan las fichas, si las fichas son comparadas por los bordes delanteros con las cifras iguales de fichas propias antes de instalado en el tablero.
Las cifras no iguales de las fichas no pueden ser comparado.
El problema del juego consiste en aquello que cada jugador puede comparar las fichas con fichas propias y ocupa sucesivamente unas series verticales de los rectángulos, y trata de instalar así las fichas de mitad propia de los tablero a la mitad de los tablero del adversario. Si hay una comparación con las cifras iguales de las fichas del adversario, estas fichas del adversario quitan de los tablero y excluyen del juego.
El juego se acaba, cuando todas las fichas de los paquetes cerrados son instaladas en el tablero. Gana aquello, quién ha instalado más fichas sobre la mitad de los tablero del adversario.
Si es imposible instalar la ficha en el tablero en concordancia con las reglas del juego, una tal ficha limpian a un lado y más tarde no utilizan.

el Juego puede ser llevado a través de los tablero, es decir en este caso las fichas instalan en los cuadros de la marca lineal sobre los rectángulos transversales. Además los jugadores tienen 16 rectángulos de las horizontales extremas, en que pueden instalar cualesquiera fichas, y 4 rectángulos sobre cada vertical transversal.
La correlación de las series verticales y horizontales de los rectángulos de los tablero longitudinales y transversales difiere, y por eso las variantes del juego a lo largo o a través de los tablero tienen el carácter diferente.
-----------------------------------------------------------------------

En todos los juegos, en que dominó trasladan, ponen o instalan sobre el tablero, las fichas del dominó colocan en los cuadros de 64 rectángulos de los tablero. Y si el juego realizan a lo largo o a través de los tablero, tienen en cuenta la marca diferente lineal, y en cualquier caso de la ficha colocan en los cuadros de 64 rectángulos.
El aspecto siguiente de los juegos difiere por aquello que las fichas del dominó colocan en los cuadros de la marca lineal independientemente de 64 rectángulos.
La configuración de las fichas del dominó presenta los rectángulos, que consisten en cuadrados dos. La marca lineal de los tablero presenta también los rectángulos, divididos en los cuadrados. Por consiguiente, en el tablero cada ficha ocupa dos cuadrados que corresponden de la marca lineal, y puede ser situado a lo largo o a través de los tablero a condición de que durante el juego ciertas fichas pueden ser situado a lo largo de los tablero, y ciertas fichas a través de los tablero.
Además cada ficha puede ser comparado con otras fichas por el frente al frente, el borde lateral al borde lateral, el borde lateral al frente o el frente al borde lateral, y todas tales comparaciones son significativas. Es decir en todos los antes de descrito los juegos, en que dominó trasladan, ponen o instalan sobre 64 rectángulos de los tablero, significativas son las comparaciones de las fichas solamente por los bordes delanteros, y en el juego siguiente significativo son las comparaciones delanteras y laterales de las fichas a condición de que las fichas colocan en los cuadros de la configuración cuadrada-rectangular de los tablero independientemente de 64 rectángulos.
Cada mitad de la ficha tiene la cifra, y si la ficha toca por el frente o el borde lateral de la mitad con el frente o el borde lateral de la mitad de otra ficha, estas fichas son comparado, y si las cifras sobre las mitades comparadas de las fichas igual, hay una interacción de las fichas.
Es posible decir que el principio del juego siguiente consiste en aquello que el dominó exponen en los cuadros de la marca lineal de los tablero para distinguir este principio de antes juegos descritos.
La dirección que orientan el tirador en este juego no es tenida en cuenta. Los contactos de las fichas por las esquinas no tienen el significado. Las fichas a las fichas no son impuestas.
La estructura de los tablero en los juegos, en que dominó exponen en los cuadros de la marca lineal, es posible nombrar por las partes y decir que el tablero consiste en las partes, en que son instaladas las fichas del dominó. Cada parte une cualesquiera dos cuadrados adyacentes de la marca lineal, en que es instalada una ficha del dominó.

Las reglas de dominó 54.
En este juego de la ficha del dominó exponen en los cuadros de la marca lineal de los tablero.
El juego realizan por las fichas de un juego. Las fichas utilizadas mezclan preliminarmente y colocan paquete general cerrado, de que los jugadores abren por turno las fichas y exponen en el tablero.
El jugador, que comienza el juego, puede exponer la primera ficha del dominó en cualquier parte en los cuadros de la marca lineal, y en consecuente los jugadores son obligados instalar las fichas, habiendo comparado el frente al frente, el borde lateral al borde lateral, el borde lateral al frente o el frente al borde lateral con las cifras iguales de otras fichas. No es supuesto comparar la ficha de las cifras no iguales. Admitimos, es imposible comparar las fichas el borde lateral al borde lateral de las cifras iguales y al mismo tiempo el frente al borde lateral de las cifras no iguales.
Si a su vez alguien de los jugadores no puede exponer la ficha abierta del paquete general cerrado, una tal ficha tienen en los manos. En consecuente es posible exponer a su vez en el tablero de la ficha de las manos, pero el jugador es obligado abrir una ficha del paquete general cerrado y añadir a las fichas en las manos, después de que puede exponer en el tablero una ficha de las manos.
O puede ser resuelto exponer en el tablero de la ficha de las manos, no abriendo la ficha del paquete general cerrado.
El juego se acaba después de la terminación de las fichas en el paquete general cerrado, y cuando todas las fichas posibles de las manos serán expuestas en el tablero. Pierde aquello, a quién se han quedado las fichas en las manos. Más a menudo solamente una ficha no puede ser expuesto en el tablero, que determina al jugador que ha perdido.

Que el juego fue más interesante, es posible aplicar las condiciones distintas adicionales. Admitimos, puede ser resuelto volver por el reverso hacia arriba expuesto en el tablero doble que con tales doble no puedan ser comparado otras fichas del dominó.

Ante el comienzo del juego ciertas partes de la marca lineal pueden ser cerrado por reversos cerrado hacia arriba por las fichas del segundo juego que el espacio de los tablero sea menos y la cantidad más grande de las fichas, utilizadas en el juego, del primer juego no podía ser expuesto en el tablero.
Admitimos, pueden ser cerrado partes marcadas por las cruces en el dibujo 25.la división igual de las fichas del dominó O las configuraciones de las partes preliminarmente cerradas pueden ser otros.

En el juego puede participar más de dos jugadores. Para éste es necesario dividir 32 fichas del juego utilizado al número de los participantes en partes iguales que cada jugador deba utilizar la cantidad igual de las fichas. Si hay unas fichas superfluas, preliminarmente ellos pueden ser expuesto en el tablero.
Si a su vez los jugadores pueden instalar en el tablero de la ficha de las manos, no abriendo la ficha del paquete general cerrado, la división igual de las fichas del dominó utilizadas en el número de los participantes no es necesario.

preliminarmente cada jugador puede recibir en las manos alguna cantidad de las fichas, y resto son puestos por el paquete general cerrado, de que ficha abren solamente junto a la imposibilidad de exponer las fichas de las manos. Gana en este caso aquello, quién se quedará temprano sin fichas en las manos.

Aquí puedes acabar la exposición corta de los juegos del dominó, aunque los juegos posibles y las variantes es mucho más grandes.
Ciertos juegos interesante, y algunos menos interesante, aunque difcil decir, cuales juegos serán aceptables, y por eso los participantes pueden tener en cuenta sólo juegos ofrecidos, y aplicar cualesquiera reglas diferentes y propias.
La construcción del juego du dominó es enteramente adaptada para establecer las reglas diferentes

arriba